Erase una vez ...

En un reino no muy lejano, tierra de molinos, tierra de historias increíbles, dos maravillosas doncellas decidieron abrir un sitio mágico, un sitio donde cualquier niño pudiese explotar lo máximo de el, donde ese niño pudiera disfrutar mientras aprenda, las dos doncellas decidieron llamarlo “Lincoln College” y los construyeron en una de las avenidas más mágicas del lugar, en la Avenida 5ª nº 11 del Parque Empresarial Campollano, tierra de hadas y gnomos. El sitio contaba con una piscina donde los niños podían desarrollar sus capacidades motoras y un bonito jardín donde los niños podían disfrutar de la naturaleza y descubrir la magia de cada una de ellas.

Un día pensaron que necesitarían ayuda para tal aventura, casi nadie puede enfrentarse a tal cantidad de niños y salir airoso, Asique un día decidieron contar con su fiel compañero peludo de cuatro patitas “Romeo”, cuentan las leyendas que es capaz de encantar a todos los niños y hacer que estén tranquilos y armonía. ¿Sera verdad?

Este no es de los cuentos que no tienen fin, año tras años seguimos mejorando nuestros servicios y atendiendo a cada vez más niños. Este es nuestro sueño, este es nuestro cento. Fin

Meet our Staff

Todo nuestro personal cualificado:

gloriaequipo
Directora Lincoln College
lauraequipo
Profesora y terapeuta

Colaboradores

romeoequipoguau
Co terapeuta.